Ne vous laissez pas perturber par quoi que ce soit

Ne vous laissez pas perturber par quoi que ce soit

Foto principal de Ne vous laissez pas perturber par quoi que ce soit

No os dejéis perturbar por nada, sea lo que sea.

 

Hay gente que os critica, que me critica, que critica la descodificación biológica; esto, en realidad, no tiene ninguna importancia y se parece a un viento maloliente que procede del emisor, no del receptor.

Pasará.

Volad siempre más alto que vuestros detractores, con el fin de no respirar el mismo aire.

Toda esa gente, en realidad, no habla de la descodificación biológica; habla de sí misma. Eso habla entre otras cosas de envidia, porque uno siempre habla de sí mismo. Siempre. No os dejéis torcer hacia abajo; mirad hacia lo alto. Estos críticos demuestran la importancia de la descodificación biológica; es buena señal. Se critica aquello que afecta, lo importante. Criticamos lo que nos afecta, lo que es importante. Desde el momento en el que hacéis algo que modifica las conciencias, que impulsa la evolución, aparecerán los admiradores, los fanáticos, los detractores y los críticos: todo esto es igual; no sufráis ni a los unos ni a los otros. Ni a admiradores ni a críticos.

Entre los organizadores de ayer y los profesores de ayer, algunas personas me critican hoy, así como las teorías que utilizamos. Estas personas después las utilizarán para sí mismas y harán dinero. Es así. Aceptadlo. Sabed que esto seguirá siendo así en el futuro; formáis a alumnos que querrán fotos con vosotros y que, años más tarde, os rechazarán. Es una forma de crisis de adolescencia: matar al padre. Nunca os turbéis, y haced lo que sea acertado para vosotros: profesionalmente, éticamente, espiritualmente. Utilizad todo lo que ocurre para crecer y hacer crecer, hacer crecer a vuestros amigos e incluso a vuestros enemigos. Sobre todo a vuestros enemigos. A veces dicen cosas útiles para despertar lo mismo en vosotros. Como el ego, la soberbia y la suficiencia, por ejemplo.

Cuando abandonáis la voluntad, entráis en el servicio prestado a todos, sin excepción, a los enfermos, y el mundo está enfermo. Los detractores son enfermos que se ignoran; os critican, tened la convicción de que no sois vosotros los únicos a los que critican, porque su enfermedad es esa.

 

No os identifiquéis con la descodificación biológica.

No os identifiquéis tampoco con lo que los demás piensen de vosotros, en positivo o en negativo. Continuad aprendiendo, hasta vuestra muerte. Hubo un momento en el que vosotros no existíais, habrá un momento en el que ya no existiréis. Y ese día seréis vosotros mismos.

Informad a vuestros detractores de los hechos y no de las opiniones. La mayoría de las veces, los críticos imponen sus opiniones a todo el que quiere escucharlos:

- «¡Flèche es un charlatán!

- ¿Ah, sí? ¿De qué hechos concretos me hablas? Para que pueda hacerme yo mi opinión, mis deducciones. ¿Y quién eres tú para afirmar eso? ¿En qué te basas?»

Cuando hacéis algo, no en vuestro nombre, sino en el de algo más elevado que vosotros, como: Justicia, Salud, Paz, Crecimiento, ya no se os critica a vosotros, sino a la justicia, la salud, la paz. Lo que yo, Christian, sé es que yo no he hecho nada para crear una nueva forma de terapia, y lo que sé es que eso se ha hecho.

Participa y deja un comentario

SUSCRÍBETE PARA ESTAR INFORMADO

Biodécodage Práctica pone a tu disposición esta herramienta que te permite mantenerte informado sobre novedades de nuestra institución.

Tu dirección de correo

imagen un solo asesor
Soporte al cliente